Elengubu (Derinkuyu), la ciudad subterránea que alojó a miles de personas

My list

Autor | M. Martínez Euklidiadas

Durante cientos de años la capadocia turca albergó decenas de pequeños asentamientos subterráneos en los que las familias habitaban, vivían sus vidas y prosperaban. Elengubu, conocida hoy como Derinkuyu, fue una ciudad subterránea masiva capaz de albergar hasta a 20.000 personas en sus casi dos decenas de niveles, alguno a 85 metros de profundidad. ¿Por qué vivían así?

Debido al paso del tiempo y a la falta de registros históricos, Derinkuyu es una ciudad incógnita y misteriosa. No se sabe con seguridad y precisión cómo vivían sus habitantes, por qué lo hacían bajo tierra o qué les llevó en un inicio a asentarse por debajo del nivel del suelo. También hay dudas sobre cómo construyeron los túneles o cómo supieron organizarse.

Capadocia, una región única en el mundo

La región de Capadocia, que oficialmente no existe como tal en Turquía, es un área casi circular de unos 25 kilómetros de radio con una geología única gracias a la antigua actividad volcánica. Toda la zona está repleta de galerías naturales talladas a conveniencia para generar amplios espacios bajo tierra.

Las chimeneas de hadas son uno de los atractivos turísticos en la superficie, mientras que bajo tierra, docenas de asentamientos esperan a ser descubiertos por los espeleólogos. El paisaje agujereado de Derinkuyu pasó mucho tiempo en la oscuridad, inalterado desde su abandono en 1923.

El inesperado descubrimiento de Derinkuyu

En 1963, un hombre residente en una de las casas-cueva de la actual Derinkuyu estaba ampliando su vivienda y, sin querer, echó abajo lo que él pensaba que era un muro de roca y resultó ser una pared. Al otro lado de la pared había una estancia, que a su vez comunicaba con otra. En la actualidad, una décima parte de la ciudad es accesible a turistas. El resto está siendo explorado.

¿Cómo fue el urbanismo vertical de Derinkuyu?

La ciudad de Derinkuyu tuvo todo tipo de oficios y actividades en su interior. Se han encontrado caballerizas, bodegas, molinos, tabernas, aljibes, forjas, corrales, viviendas, graneros, mercados, lagares de vino y aceite, trasteros, escuelas, capillas, así como refectorios, salas de reunión o foros. Es evidente que la sociedad que habitó Elengubu estaba organizada. Pero, ¿cómo era su urbanismo y arquitectura resiliente a los elementos?

En la actualidad, el 'espacio negativo' del urbanismo ---el espacio físico libre no ocupado por edificios o instalaciones--- es principalmente aire. Es posible, por ejemplo, mirar de un lado a otro de una calle u observar lo que ocurre a varias manzanas. En las profundidades de Elengubu no existía el espacio negativo ni había ventanas. Era un tipo de urbanismo muy diferente al que conocemos.

Derinkuyu 01

En la academia, este tipo de construcción troglodita ---Τρωγλοδύται, literalmente, "quienes entran en las cavernas"--- es de excavación horizontal, una actividad sustractiva que consiste en vaciar la montaña. Se sospecha que las primeras viviendas daban a la falda de las montañas (fotografía de arriba), y debido a la falta de espacio se fueron excavando más niveles hacia abajo mediante excavación vertical (fotografía de abajo).

Derinkuyu 02

Elengubu, una decena de ciudades

Es importante añadir que Elengubu no es una única ciudad, o una ciudad que fue siempre la misma. A lo largo de los siglos sufrió llamativas transformaciones, algunas de cierto calado. Por ejemplo, los pozos verticales que existieron desde los inicios se hicieron más anchos (fotografía de arriba) e incluso permitieron montacargas en algunas ocasiones. Se han catalogado 52 grandes pozos verticales y más de 15.000 'pequeños' pozos de ventilación.

Una de las transformaciones defensivas más importantes se llevaron a cabo en época bizantina, cuando se modificaron todas las entradas ---en las cuales ya habría guardias apostados--- para acomodar gigantescas puertas de piedra que se cerraban desde dentro. La ciudad quedaba entonces blindada.

La construcción de pozos subterráneos también se llevó a cabo a lo largo de las décadas. A medida que la ciudad crecía en población y ganado, era necesario abrir más y más aperturas a la capa freática que contenía el agua.

No se sabe exactamente en qué siglo se construyó un túnel de 9 km entre Kaymakli y Elengubu, pero sí que los cristianos lo usaron con cierta frecuencia cuando invadían sus ciudades. En el pasado no era particularmente fácil sitiar dos ciudades a la vez, y el túnel servía de ruta de huida de una ciudad a otra.

Un apunte interesante es que la comida destinada a consumo humano estuvo alejada de los animales, así como también lo estaban los procesos de preparación de alimento. Por ejemplo, las panaderías. La organización social de la ciudad implicó un elevado grado de higiene, por otro lado, imprescindible para la vida en cuevas.

Derinkuyu 04

¿Cómo excavaron Derinkuyu?

No queda del todo claro el motivo por el que los frigios de los siglos VIII y VII a.e.C. empezaron a perforar la ciudad de Elengubu a través de la roca volcánica. Es más, los primeros habitantes pudieron ser hititas del XVII a.e.C. Y existen teorías de que las primeras cuevas en la falda de la montaña pudieron ser del noveno milenio antes de la era común (a.e.C.), coincidiendo con una glaciación.

Lo que sí se sabe con certeza es que mientras lo habitaron griegos, romanos y cristianos, por las técnicas constructivas empleadas en el interior de las cavernas. Casi todos los pueblos de la región la han habitado de un modo u otro, como cualquier otro emplazamiento humano ha ido cambiando con las culturas.

Se ha dicho mucho que incluso con la tecnología actual sería difícil replicar la ciudad de Derinkuyu. Esto no es del todo cierto, se trata de un problema similar a enviar más seres humanos a la Luna. Ahora la seguridad es mayor y los costes muy altos. Pudiendo construir sobre la superficie, no hay necesidad ni recursos para cavar ciudades. Tampoco utilidad. Energéticamente es más costoso.

Imágenes | Nevit Dilmen, Bhumil Chheda, Travel Turkey/Shutterstock, katesid/Shutterstock

Related content

Recommended profiles for you

Remember to activate your profile to network!
Activate profile
MT
Margarita Tomas
Valore Consulting
Co-founder
Sameh Wahba
Sameh Wahba
The World Bank
Global Director
Enrico Nake
Enrico Nake
Global Affairs Canada
Trade Commissioner for Canadian Companies
cs
cindy santander
a
student
Eytan Voss
Eytan Voss
IDC
Analyst
JS
José Soria
Fuelia Activos
Business Development
Eriselda Çobo
Albanian Prime Minister's Office
National Coordinator of Strategic Projects
DS
Daisy Arellano Sayangda Sayangda
LGU Bauang
Municipal Administrator
KN
Krupa Nidhi Nidhi
Student
Student
Saleem Baluch
Saleem Baluch
Urban Community Housing (Pvt) Limited
PM
PhD Viktorija Mangaroska
Faculty of Architecture, IBU University
University Professor
YC
Yoojeong Choi
Chokwang Paint Ltd
Clerk/Global division
catalina mora ortiz
catalina mora ortiz
UNIVERSIDAD DEL NORTE
Teacher
PS
Per Samuelsson
AB Familjebostäder
Digital data and information officer
EF
Eduardo Fukui
BIMclub
Digital
JF
Jeremy Fraissinet
OneMind Technologies
Sales Director
MB
Marko Brkljačić
nuotwo
Founder
Brian Christian Chandraputra
Brian Christian Chandraputra
SSEAYP International Indonesia Inc.
Director of Media & Information
Ak
Abhishek khanna
Independent Consultant
Specialist Regenerative Responsive Sustainable Smart City solutions planning, Design, ITApplications
Adam Mowlam
Adam Mowlam
DEPARTMENT OF ENVIRONMENT LAND WATER AND PLANNING
Strategic Lead Digital Twins

SmartCity
Thank you for registering to Tomorrow.City. You can now start exploring from your computer, or with your phone or tablet downloading our app!
Only accessible for registered users
This content is available only for registered users
TO: $$toName$$
SUBJECT: Message from $$fromName$$