Así quiere Venecia salvarse de sí misma

My list

Autor | M. Martínez Euklidiadas

Venecia se hunde lentamente. Lleva haciéndolo muchos siglos y continuará descendiendo en la laguna durante los próximos milenios. A las causas históricas derivadas de la falta de sustentación del terreno (técnicamente, ‘subsidencia’) se une la subida de las aguas como resultado del cambio climático antropogénico. Los canales de Venecia cada vez cubren más ventanas.

Iniciativas como el sistema MOSE (MOdulo Sperimentale Elettromeccanico), basado en compuertas hidráulicas, han ayudado en el pasado a evitar que la subida del nivel del mar llegue a la laguna. Sin embargo, estas medidas calculadas hacia los 70 del siglo pasado se ven completamente insuficientes de cara a la subida actual del mar Adriático. ¿Tiene futuro Venecia?

Venecia hoy: ¿Por qué Venecia está bajo el agua?

La ciudad vieja de Venecia (Venecia, Murano y Burano) fue construida sobre un centenar de islas bajas de la laguna de Venecia, apoyando sus edificios sobre pilotes de madera, a medida que la población de pescadores se trasladaba a las islas en busca de protección frente a las invasiones de hunos y longobardos. Hoy es un emplazamiento turístico gracias a sus canales de agua.

Durante casi un milenio, el hundimiento de aquellos pilotes en el lecho de la laguna condujo a una ‘subsidencia’ del terreno de entre 2 y 4 centímetros al siglo. Por desgracia, la extracción de agua de los acuíferos a través de pozos artesianos durante las décadas de 1950 y 1960, combinado con la subida del nivel del mar Adriático durante el siglo XX debido al calentamiento del Mediterráneo, hicieron que esta subida se acelerase.

Según el IPCC el último siglo las aguas oceánicas subieron entre 10 y 25 centímetros y hacia 2100 subirán entre 60 y 110 centímetros. Ambos factores, subsidencia del terreno y subida de las aguas, son inevitables a siglos vista, y hacen que la ciudad al completo se hunda cada vez que sube la marea, un hecho cada vez más frecuente.

saving-venice-from-flooding-47Plaza de San Marcos durante una inundación. El consistorio coloca pasarelas para que los turistas puedan desplazarse a través de la plaza.

¿Se inunda Venecia con regularidad?

Las mareas altas se conocen en la ciudad como Acqua Alta (agua alta), y no son nuevas. Lo que sí es nuevo es la frecuencia con la que llega esta subida. La turística Basílica de San Marcos, consagrada en el año 1094 en la plaza homónima, cada vez tarda menos tiempo en verse anegada.

A finales de 2019 una inundación de 1,87 metros perjudicó seriamente los mármoles y otros elementos arquitectónicos. Algunos testigos incluso hablaban de olas en la Plaza de San Marcos. La gráfica interior, con el histórico entre 1872 a 2020, indican que futuras pleamares serán mucho peores que las pasadas.

saving-venice-from-flooding-48En rojo, cambios en el nivel medio del mar desde 1870 a 2020. En azul, número de mareas altas por encima de los 110 centímetros en el mismo periodo.

¿Se puede salvar a Venecia del hundimiento o está condenada?

A largo plazo, a siglos o incluso milenios de distancia, la vieja ciudad de Venecia será engullida por la laguna como ha ocurrido con tantas ciudades de corte similar en la historia, Tenochtitlan en el pasado y Yakarta en la actualidad.

La salvación de Venecia es un problema técnico, y por tanto económico. Se dispone de la tecnología necesaria para cambiar todos y cada uno de los pilotes de madera de la ciudad por otros de mayor longitud, e incluso de trasladar por completo la ciudad como se ha hecho con decenas de templos egipcios.

Sin embargo, ambos proyectos exigirían un continuo bombeo de fondos mucho más elevados que los aportados a los actuales proyectos, que ya de por sí con excepcionalmente costosos. Pero cuando estos fondos dejen de estar disponibles y el capital deje de fluir, Venecia caerá. Los últimos datos apuntan a que lo hará incluso con sistemas como MOSE.

Sistema MOSE de las compuertas de Venecia: ¿Cuál es su propósito?

Con objeto de interrumpir la crecida del nivel de la laguna de Venecia con cada subida del Adriático, el sistema MOSE se planteó como una barrera física entre ambas masas de agua. Construido desde 2003 y con previsión de terminarlo en 2021, no ha sido hasta octubre de 2020 que se ha utilizado por vez primera, con relativo éxito.

¿Cómo funciona el sistema MOSE?

saving-venice-from-flooding-49

El sistema MOSE consiste en 78 compuertas hidráulicas de tipo basculante que se izan ante crecidas del Adriático. Colocadas en las tres bocas que conectan la laguna de Venecia con este mar interior, cuando crece el nivel del mar se extrae el agua del interior de estos muros inclinables, haciendo que suban por el empuje del mar y corten el paso de agua del Adriático a la laguna.

¿Cuánto cuesta el sistema MOSE?

Aunque en un principio el coste de construcción era de 3 200 mil millones de liras italianas en 1989 (unos 1 652 millones de euros al cambio), la realidad es que el coste ha ido aumentando de forma progresiva. No ha ayudado que las cinco décadas del proyecto hayan estado iluminadas por la corrupción, fraude fiscal y financiación política ilícita.

En 2013, antes del inicio de la obra, se pusieron a disposición 4 987 millones de euros, aunque un año después el presupuesto había subido a 5 267 millones de euros. En noviembre de 2019 el proyecto estaba completo al 94% y su coste había superado los 5 496 millones de euros, sin contar el mantenimiento anual futuro.

¿Terminó el sistema MOSE?

Se espera que el final de la construcción del sistema finalice en 2021, aunque existen serias dudas sobre si el sistema MOSE será capaz de afrontar las próximas subidas del Adriático (ver gráfica superior). Al ser estas cada vez más frecuentes y altas, se espera que estas compuertas acaben funcionando casi como un muro permanente.

Al actual impacto ecológico de la construcción y mantenimiento del sistema se sumaría entonces la no evacuación de contaminantes de la laguna, que podría convertirse en una masa de agua como el Mar Menor español, una de las aguas más contaminadas de Europa. Varios artículos en Nature ya advierten de que estas compuertas podrían destruir el frágil ecosistema de la laguna.

Imágenes | @canmandawe, Egor Gordeev, Città di Venezia, Irønie

Related content

Recommended profiles for you

Remember to activate your profile to network!
Activate profile
Daniel Noiseux
Daniel Noiseux
Dimonoff
General management
RD
Rakshit Dayal
Exhibitions India Group
Sales manager
Rodrigo Manuel Ferreiro Cannataro Ferreiro Cannataro
Rodrigo Manuel Ferreiro Cannataro Ferreiro Cannataro
Zigurat
VG
VAGEESH GANIGA
Hara Design and Solutions
Creative director
MK
MUKURI MAKA KUNTZ
EcoGIC
CJ
Chhagan Kumar Jangir
VK Associates
Manager
PC
Paulo Carati
Nuevo Aguaribay S.A,
CV
Charmaine Vincent
Kuehne + Nagel Pvt Ltd
Deputy General Manager, Vertical Lead-Industrial Solutions
CS
Cy Siesjö
DTU
Architect
EH
ELIE HOBEIKA
RIFE
HEAD
Jess Ferna
Jess Ferna
Estudiante
Ux designer
WF
Wen Hui Foo
Think Cloud Design Lab
Partner
Monika Mizielińska-Chmielewska
Monika Mizielińska-Chmielewska
Media Trend Monika Mizielińska-Chmielewska
Smart City and innovations expert, support for other companies and start-ups
Morel Jeremy
Morel Jeremy
ZGen IoT Technology
CEO
pG
paloma GONZALEZ
citd
Bussiness development manager
Oscar Zarate
Oscar Zarate
Inteligencia urbana
Director de gestión urbana
Andres Assmus
Andres Assmus
CityZeen
Strategy
Alexander Justi
Alexander Justi
Grupo AJ
National President of BIM Brazilian Chamber
SUSANA GANCEDO
SUSANA GANCEDO
TYPSA
SK
Skender Kosumi
UBT
Lecturer

SmartCity
Thank you for registering to Tomorrow.City. You can now start exploring all the content for free!
Only accessible for registered users
This content is available only for registered users
TO: $$toName$$
SUBJECT: Message from $$fromName$$