¿Qué es lo que ha convertido a Copenhague en la capital verde del mundo?

My list

Autor | Jaime Ramos

La ciudad de Copenhague hunde sus raíces al año 1160, cuando fue planteada con una doble vocación: la de núcleo comercial emergente y, a la vez, fortaleza para proteger el tráfico marítimo danés.

860 años después la capital de Dinamarca se ha convertido en un referente para la sostenibilidad urbana. Citada como ejemplo en innumerables ocasiones, los expertos coinciden en considerarla como la capital más verde. Una etiqueta que consiguió de forma oficial en 2017, cuando el grupo de ciudades C40 reconoció su ecología urbana.

Copenhague ha mantenido una estrategia centrada en la adaptación de los espacios públicos, fomento de las energías renovables o la racionalización de la movilidad más limpia. Así, las autoridades pretenden neutralizar al 100% sus emisiones contaminantes llegados a 2025, sopesando a la vez que su población urbana de 1,3 millones se incrementará en un 20%.

¿Por qué Dinamarca es el país más verde?

copenhagen-155

Para entender el liderazgo de la ciudad hay que remontarse décadas atrás. Las políticas medioambientales de Dinamarca han constituido un sustento clave. En 1973, coincidiendo con la Crisis del Petróleo el país era 100% dependiente de las energías fósiles.

Fue por entonces cuando Dinamarca cambió sus prioridades buscando una oportunidad económica dentro sector energético. La alianza pública-privada danesa (PPP), State of Green, alardea de los frutos de estos cultivos: desde 1980, el PIB del país se ha incrementado en un 100%, mientras que el consumo de energía lo ha hecho tan solo en un 6% y el de agua se ha reducido en un 40%.

Estas cifras globales apoyan la tesis de que es posible el crecimiento económico aligerando el energético a través del denominado Green Business. La riqueza generada por el país ha servido para reafirmar sus políticas, contagiando e implicando a la población. Existe una tradición de consenso legislativo que ha propiciado mucha agilidad a la hora de aplicar soluciones sostenibles.

A fecha de hoy, las fuentes del mix energético danés superan el 30%, aspirando al alcanzar el 50% en 2030 y lograr la independencia energética en 2050. Buena parte de esa sostenibilidad energética procede de biocombustibles y aprovechamiento de residuos.

¿Por qué Copenhague es tan verde?

Esa vocación (originalmente económica) por la sostenibilidad se ha trasladado a las dinámicas urbanas de Copenhague. Existen áreas específicas, imbricadas las unas con las otras, que explican lo logrado.

Bicicletas: el medio de transporte más usado

copenhagen-156

Los amantes del coche eléctrico se preguntaban hace unos años por qué, al contrario que en otros países colindantes, las ventas de modelos enchufables en el área de Copenhague no se incrementaban al mismo ritmo.

No es que la ciudad no apoyara los coches eléctricos como solución de sostenibilidad; es que, directamente, una vasta mayoría de ciudadanos no tiene ni necesita coche. Y es que por Copenhague transitaban en 2016 más de 675.000 bicicletas por 120.000 coches.

En esa línea, el 62% de los habitantes de la ciudad acuden al trabajo o a su centro de estudios en bicicleta y casi un tercio de los viajes urbanos se realizan en este medio de transporte. El objetivo de las es llegar al 50% en 2050.

Para ello, las autoridades han venido dando especial relevancia a algunos parámetros que, en otros países, se pasan por alto. Tal es el caso del porcentaje de ciudadanos que se sienten seguros al usar la bicicleta como medio de transporte. La cifra supera el 76%. Este marcador es indicativo de otro: el despliegue y financiación de la infraestructura ciclista.

Según los datos recopilados por las administraciones y publicados por la Comisión Europea, se han invertido en iniciativas e infraestructura para bicicletas más de 2.000 millones de coronas danesas (casi 270 millones de euros) desde 2004. Un cuarto de esa financiación tenía carácter público.

Uso de energías renovables

El uso masivo de la bicicleta repercute en la calidad del aire. Sin embargo, el transporte no es el único responsable de las emisiones. Se estima que el 66% de las emisiones de CO2 de la ciudad provienen del consumo energético.

Para seguir marcando un descenso récord y acercarse a los objetivos nacionales de emisiones, la ciudad ha elaborado un plan de clima centrado en cuatro pilares:

  • Consumo energético.
  • Producción energética.
  • Movilidad.
  • Iniciativas municipales.

copenhagen-157

La intención en estos cuatro años es invertir en la energía eólica y fotovoltaica. La planta de la compañía HOFOR que nutre a la ciudad espera aumentar su capacidad para alcanzar los 460 MW en 2025.

Muy relevantes también ha sido la colaboración entre los suministradores de agua y eléctricos. Ha permitido desarrollar plantas de tratamiento como Amager Bakker, que aprovechan los residuos para producción energía limpia, y dar un impulso único a la biomasa.

Monitorización y Big Data

La optimización energética no solo reside en innovar con fuentes más limpias, sino de apostar por la racionalización. En esa línea, la ciudad buscar aplicar las nuevas tecnologías de tratamiento masivo de datos.

Los departamentos de urbanismo y energía de la ciudad llevan algunos años colaborando para establecer un instrumento eficaz y centralizado de monitorización energética en la urbe. El objetivo es salvar un 25% en el consumo energético y de agua en todos los edificios públicos.

Basándose en datos recopilados en 2016, el proyecto ha demostrado su potencial. Las acciones acometidas hasta ese año en los sistemas de calefacción lograron una reducción de dióxido de carbono de 332 toneladas y de 379 toneladas de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno asociadas al consumo eléctrico.

Replanteamiento de los espacios públicos y urbanismo inteligente

copenhagen-158

Una de las asignaturas más visibles en las que Copenhague logra la excelencia la encontramos en el plano urbanístico. Desde 2010, la norma obliga a todos los edificios de nueva construcción a incluir las denominadas azoteas verdes.

Estos tejados no sirven solo para impedir lo artificial del metal y el ladrillo en las grandes ciudades, sino que ayudan a absorber partículas contaminantes y están conectadas con el suministro de agua para aprovechar hasta un 80% de las abundantes precipitaciones.

La afirmación de de que Copenhague es la ciudad más verde también va cargada de cierta literalidad. La capital supone un buen ejemplo de cómo los espacios públicos han de destinarse a las personas, y no a la inversa.

Así, casi un cuarto del área urbana de Copenhague consiste en espacios verdes. Es decir, parques, lagos, costa o áreas naturales. Cada ciudadano dispone de media de 42,4 metros cuadrados a su disposición. Esta tendencia culmina con iniciativas que demuestran un urbanismo creativo, como sus famosos parquipiélagos.

¿Es Dinamarca el escenario medioambiental ideal?

copenhagen-159

Todos estos han sido motores fundamentales para que Copenhague marcase su propia senda hacia la sostenibilidad. Ahora bien, el factor verde de la ciudad ha germinado en un escenario más que propicio.

Hemos mencionado que las políticas públicas y las prioridades económicas del país han facilitado un escenario medioambiental ideal desde décadas atrás. Influye, del mismo modo, que la capital danesa no haya partido de una población multimillonaria en masa, y/o con grandes discriminaciones en la distribución del espacio y la riqueza urbana.

Como desafío, queda cómo redirigir la estrategia de una ciudad relativamente pequeña como la danesa a otras macrociudades situadas en latitudes bien diferentes. En ese sentido, Dinamarca puede enseñarnos que en materia de sostenibilidad no todo es apostar por una transición total, sino por el aprovechamiento y la racionalización de los recursos existentes, incluso en territorios reducidos.

Imágenes | iStock/SeanPavonePhoto, iStock/william87, iStock/frankix, iStock/Gustavo Muñoz Soriano, iStock/Zastavkin, iStock/Pel_1971

Related content

Recommended profiles for you

Remember to activate your profile to network!
Activate profile
GR
Giulia Rinaldi
Bax&Company
Consultant
CH
Christopher Hardt
LifeGlimmer GmbH
Bioinformatician
Eckehard Buescher
Eckehard Buescher
EnergyAgency Northrhine-Westphalia, Germany
Director of energy supply network
Hugo Ibarzábal
Hugo Ibarzábal
Sutsutech
Project Director
danny Diazion
danny Diazion
Market Research Store
Digital Marketing
WC
WILFRID CHENAY
ZG Lighting Iberia SL
General Manager Iberia
Alfredo  Zazueta
Alfredo Zazueta
Interglobal Latam
js
justin sammon
Assembly of European Regions
Communications Officer
Anna Schiavo
Anna Schiavo
uni
trainee intern
PA
Pranjal Agrawal
Medicaps University
Student
GC
Graham Cartledge
FM Conway
Lighting/Connected Buildings/Smart City Director
DW
Daniel Wąsik
Ministry of Funds and Regional Policy
Main Specialist in Urban Policy
MS
Maite Spaey
Microsoft
EMEA Government Expert
DA
David Aragones
Fundacion Agreste
Advisor
js
jordi sastre
no
Tecnico
CK
Carolina Kalbermatter
Student
Student
JM
Javier Martinez Gonzalez
University of Alcalá
R&D promotion
Albert Font Arregui
Albert Font Arregui
GenCat
Analyst
RP
Rita Pape
EIT InnoEnergy
Program manager
TC
TINO COLIN
AVANZIA APLICACIONES
Director de Área

Only accessible for registered users
This content is available only for registered users
TO: $$toName$$
SUBJECT: Message from $$fromName$$