Lluvia ácida: un peligro que puede volver con fuerza

My list

Autor | Jaime Ramos

Las urgencias medioambientales de nuestro planeta no combinan bien con las crisis energéticas. El conflicto en Ucrania ha variado muchas estrategias. En Europa, la escasez de gas está evidenciando las carencias en la producción de energía, que ha reavivado el interés en las centrales térmicas de carbón. Entre las consecuencias que los expertos barajan, está el peligro de la lluvia ácida.

¿Qué es la lluvia ácida? Concepto, significado y definición

La lluvia ácida consiste en un tipo amplio de precipitación con un nivel de pH inferior al convencional, es decir, más ácido. El agua del planeta ostenta un pH variable que se mueve en un rango general de neutralidad de entre 6,5 y 8,5. En el caso de la lluvia ácida, la nieve ácida o la niebla ácida, el pH desciende por debajo de 5.

Aunque el término generó y genera una imagen de quemazón en la piel, la lluvia ácida, salvo excepciones catastróficas, no daña con esa inmediatez la salud humana. La peor parte de sus efectos corrosivos se la llevan los ecosistemas terrestres. Estos afrontan un daño grave, reñido con la propia supervivencia de la vida de las especies en los hábitats que la sufren. Los edificios y el patrimonio monumental también se ven afectados.

El ser humano se percató del fenómeno hace casi dos siglos, en el Manchester industrial. Hubo que esperar más para que los países occidentales tomasen medidas. En la propia concepción del pH como potencial de iones de hidrógeno se deducen los agentes que la causan: los hidrocarburos.

¿Qué causa la lluvia ácida?

acid rain 2

Las emisiones de dióxido de azufre (SO2) y de los integrantes de la familia de óxidos de nitrógeno (NOx) son los principales responsables de la acidificación de las precipitaciones.

La atmósfera vive toda una serie de procesos en la que los diferentes compuestos que son arrojados al aire interactúan con efectos químicos dispares. La lluvia ácida resulta otro ejemplo de lo devastador que resulta la quema de combustibles fósiles.

La liberación de SO2 y NOx se produce a gran escala en las centrales térmicas, refinerías, o en las ciudades con un alto número de vehículos con motores diésel o de gasolina más modernos turboalimentados.

Además, como punto más que negativo, las fluctuaciones atmosféricas tienden a deslocalizar el fenómeno. Es decir, la lluvia ácida puede darse a cientos de kilómetros de la fuente contaminante.

¿Cómo prevenirla?

La buena noticia a estas alturas del siglo XXI es que la lucha contra la lluvia ácida acumula años de progreso. Tanto es así que, en la gran parte de los países occidentales, no tanto en Asia, ha pasado a un segundo plano.

No hay muchos secretos para evitarla. Consiste en reducir las emisiones de los compuestos que la causan. El interrogante, de índole económica, tiene que ver con el cómo.

El itinerario de Estados Unidos con la lluvia ácida

Años de presión por parte de la comunidad científica culminaron con una normativa específica en Estados Unidos. La Clean Air Act de 1990 contribuyó a una reducción del 93% en el aporte de SO2 y de un 50% en NOx llegados a 2019.

La concienciación social superó a los lobbies de presión que, tal y como ocurre hoy con el cambio climático, tildaban la lluvia ácida de invención interesada. Hubo consenso al reconocer el envenenamiento de la atmósfera. El catalizador (nunca mejor dicho) del cambio fue la introducción de un sistema de créditos y comercio de emisiones. No sin críticas, alteró las aspiraciones industriales. El esquema terminó por alcanzar a Canadá y Europa.

Las centrales térmicas vivieron una evolución técnica y se afianzó la visión de un futuro de generación renovable. Algunos efectos positivos ya se perciben.

La lluvia ácida nunca despareció del todo

acid rain 3

La historia con la lluvia ácida difiere en gran medida en otras regiones del mundo como India, Rusia o China. En este último país, persiste como un grave problema que golpea a un tercio del territorio. La enorme dependencia cuantitativa hacia los combustibles fósiles de estas regiones plantea un desafío complejo.

En Europa, la crisis de energía está llevando a Alemania o Polonia a regresar al carbón. Ya de por sí, el 70% de la energía eléctrica de este último país proviene de esta roca. Las miradas también se centran en Japón. La mitad de las inversiones mundiales en carbón provienen de esta economía. De optar por determinadas políticas, la lluvia ácida podría retornar a Occidente con todos sus efectos.

Imágenes | Freepik/wirestock, Wikimedia.commons/Nino Barbieri, Wikimedia.commons/Origins.gif, Wikipedia

Related content

Recommended profiles for you

Remember to activate your profile to network!
Activate profile
MO
Maria Oleinikova
VNII Ecology
reseach institute
AH
Alejandro Hernández Armillas
UPC
Estudiante de la UPC
NADIA BURGOS NADIA BURGOS
NADIA BURGOS NADIA BURGOS
Ecopil Arte Crea Conciencia A. C.
I coordinate 10 youth groups in Mexico through the Forest, Wetlands and Sustainable Tourism
Pâmela  Pereira de Araújo
Pâmela Pereira de Araújo
Neso Consultoria
Elisabeth Huber
Elisabeth Huber
enersis europe GmbH
CN
Catarina Norberto
Ankix
Marketing & Communications
KERRI  MCCARTON
KERRI MCCARTON
UCL
UCL third year Geography Student
REGINALDO ALDRIGHI FERNANDES FERNANDES
REGINALDO ALDRIGHI FERNANDES FERNANDES
VERICODE
PW
Prashant Wakchaure
Synodic Digital
Director
Ld
Legilyn Concepcion de Asis
EIGEL Management Consulting
Operations Director
Sony Diantara
Sony Diantara
Barata Indonesia
General Manager of Industrial Component & Machinery Division
BA
Blanca Arellano
UPC
Director
TK
TANIA Kaplan
HITO SYSTEMS
Ceo
SL
Seung-gyu Lee
ez
manager
Bert de Vries
Bert de Vries
Avic BV
CEO of Avic BV
SC
Suraj Choudhuri
Agrinest Farmopolis pvt ltd
CMD
AK
Ahammed Kabeer
Alenso Energy
Director
OO
Ozge Ogut
Politecnico di Milano
PhD candidate
SK
Samet KIRAN
ISKI
Water Management
BK
Branka Knežević
Capital City Podgorica
Deputy Secretary in Secretariat for Urban Planning and Sustainable Development

Only accessible for registered users
This content is available only for registered users
TO: $$toName$$
SUBJECT: Message from $$fromName$$